Sistemas

Fachadas realizadas mediante paneles sandwich Hiansa, a base de láminas de acero perfiladas en las caras exterior e interior y alma de poliuretano inyectado.

Las láminas de acero que componen el sandwich pueden ser galvanizadas o prelacadas en silicona poliéster, policloruro de vinilo (PVdF) o Plastisol, dependiendo de los requerimientos ambientales según la ubicación geográfica y local de la fachada.

Los colores pueden ser los estándares para chapa metálica o cualquier color de la carta Ral, dependiendo de la cantidad y el plazo de suministro que requiera el proyecto. Asimismo se dispone de una gama de colores metalizados en la calidad Plastisol, denominada Celestia.

Los espesores habituales de las chapas se encuentran entre 0,4 y 0,6 mm, siendo el espesor de 0,5 mm. el más habitual. El espesor del conjunto puede variar entre 30 y 80 mm. Existen diversos tipos de perfil para paneles de fachada, según el acabado de la chapa exterior y la unión entre paneles.

En base a esto tenemos paneles de fijación vista u oculta, dependiendo de si se ve o no el tornillo de fijación, y paneles micronervados, semilisos o lisos atendiendo al conformado de la chapa exterior. Por otro lado se puede jugar con la orientación del panel, admitiéndose una disposición vertical u horizontal.