Sistemas

Los sistemas de fachada ventilada constituyen un cerramiento vertical, conformado por elementos resistentes o estructurales, cámara ventilada, elementos aislantes y paneles exteriores, que dan lugar a una envoltura de características excelentes para aquellos edificios que optan por esta solución técnica.

Los elementos estructurales pueden ser:

Montantes: Elementos verticales fijados a los anclajes de pared, destinados a soportar su propio peso, las acciones de los elementos que se fijan a ellos y la carga del viento incidente.

Travesaños: Elementos horizontales anclados a los montantes, diseñados de manera que estén en condiciones de soportar la carga de los elementos de relleno que gravitan sobre ellos.

La cámara ventilada creada entre los paneles exteriores, (materiales) y el material aislante da lugar a una reducción considerable de la carga térmica.

Los paneles exteriores pueden ser de varios tipos:

Fenólico, formado por placas de laminas de celulosa impregnadas por resinas termo endurecidas (fenólicas y melamínica).

Trespa, formado a partir de resinas termo endurecidas, homogéneamente reforzadas con fibras basadas en madera.

Este sistema aporta una serie de ventajas, sobre las fachadas tradicionales, como ahorro energético, protección frente a humedades y ruido, además de posibilitar una gran cantidad de acabados en función del tipo de materiales de los paneles elegidos.