Sistemas

Sistema de cubrición compuesto por una sola piel para cubiertas simples sin aislamiento o por varias pieles para cubiertas aisladas.

La composición de este tipo de cubiertas puede tener diversas variantes, exponiendo a continuación el sistema más habitual:

  1. Cara inferior a base de un soporte de chapa metálica de acero perfilada, de características similares a las expuestas en el primer punto de esta presentación. El tipo y espesor de la chapa vendrá determinado por las características de la estructura metálica.
  2. Barrera de vapor a base de lámina de betún con armadura interior de refuerzo. Esta lámina es autoadhesiva, pegándose directamente sobre la chapa soporte.
  3. Perfil metálico tipo omega, fabricado en acero galvanizado. Este perfil servirá de soporte para la fijación de los clips de engatillado del sistema.
  4. Aislamientos. Se intercalará el sistema de aislamiento necesario para conseguir el coeficiente “K” deseado. Los materiales habitualmente utilizados son lanas de roca o fibras de vidrio para el aislamiento térmico y placas de cartón yeso para el aislamiento acústico.
  5. Piel exterior a base de bandejas de aluminio tipo Kal-zip. Se trata de bandejas elaboradas con aluminio revestido de una aleación de Al-Mg-Mn por ambas caras, que le proporcionan una durabilidad excepcional, acabadas en color natural con superficie gofrada o prelacadas en color a elegir. Las bandejas se engatillan sobre unos clips, también de aluminio, fijados al perfil omega, sin estar fijadas mecánicamente en ningún punto, por lo que se obtiene una cubierta que puede dilatar perfectamente y libre de perforaciones.

Estas bandejas son el alma del sistema por su múltiple variedad de formas, ya que se pueden curvar tanto en sentido cóncavo como en convexo, se pueden fabricar con sección variable, es decir con un extremo más estrecho y otro más ancho, se puede utilizar una combinación de los dos mecanizados anteriores, étc. Con estas posibilidades obtenemos un producto que proporciona total libertad de formas en el diseño, ya que se puede adaptar a todo tipo de volúmenes.

Normalmente las bandejas se perfilan “in situ”, mediante una caseta de fabricación que se desplaza hasta la obra. Esto ofrece la posibilidad de fabricar bandejas de hasta 150 m. de longitud en una sola pieza, instalando la caseta de fabricación al nivel de la cubierta. De esta forma se eliminan los solapes transversales entre piezas contribuyendo de forma muy notable a la estanqueidad del conjunto.